image02

Patrocinadora de octubre 2016 — Gabriela Farnell

Puede juzgarse el grado de civilización de un pueblo
por la posición social de la mujer.
Domingo Faustino Sarmiento
escritor, educador y político argentino

Dedicarse a la cultura en general y al arte en particular es, decididamente, un acto de fe. Uno sabe que ni la gloria ni la fortuna son el destino cierto; con suerte uno aspira vivir decentemente sin incurrir en demasiadas deudas.

Colaborar con proyectos culturales — sabiendo lo difícil que es obtener financiamiento y ayuda práctica real tanto de la esfera gubernamental como de la empresarial- es una manera de poner el hombro a nuestro propio modo de vida.

image03 image00 image01

Como mujer dedicada al arte, apoyar el desarrollo de cualquier acción tendiente a la igualdad de derechos, de educación y de posibilidades es casi una obligación ética. Sólo habrá igualdad real si actuamos los derechos en plano de iguales, si nos plantamos frente a las tentativas discriminatorias y le damos batalla. Ya no podemos dejarle teoría o buenas intenciones a las generaciones futuras, nos toca actuar la igualdad y defenderla palmo a palmo contra cualquier intento de vulneración. Y dejar testimonio del ejercicio convencido e ininterrumpido de derechos igualitarios.

Pese a la distancia (estoy en la otra punta del planeta, tan abajo que casi nos caemos del planisferio), y sostenida por una tradición .cultural de mujeres que ganaron muchos de los derechos de los que gozo hoy (Victoria Ocampo, Lola Mora, Alfonsina Storni, Alicia Moreau de Justo), siento que colaborar aun con lo poquito que se puede desde aquí con el Gender Museum es seguir construyendo un futuro de plena igualdad y creciente humanismo.

Gabriela Farnell
Artista plástica, nacida y residente en Buenos Aires, Argentina
gabifarnell.blogdpot.com

No todos los hombres tienen una idea medianamente adecuada de la mujer, para ello hace falta un interés complejo, y casi todos los intereses que el hombre experimenta hacia la mujer son demasiado simples.

Simone de Beauvoir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *